Un poquito sobre mí

Mi nombre es Lola y soy la cabeza de esta empresa que es "Almeda Renes Fotografía". Soy una persona activa, un poco tímida, pensativa, enamorada de los animales, loca por la repostería, y como muchos de vosotros, me cuesta mirar directamente a la cámara. Desde pequeña he sido una apasionada de la fotografía, pasión que he de decir con orgullo que viene desde muy atrás en mi familia.

 

Aunque siempre he querido dedicarme profesionalmente a la fotografía, reconozco que tardé en decidirme a dar el paso y dejarlo todo atrás para dar un cambio de rumbo radical en mi vida. No son buenos tiempos para nadie, y menos para los emprendedores, pero tengo la firme convincción de que si luchas por lo que te gusta y apasiona, con empeño y mucho trabajo termina llegando la recompensa.

 

Me encanta contar historias, plasmar con mi cámara cómo veo cada momento, cada persona, cada sentimiento. Quiero capturar sonrisas, miradas, detalles, instantes y todo aquello que refleje vuestro amor. Me involucro totalmente de principio a fin para crear un ambiente de confianza, afectivo, espontáneo y divertido que me permita hacer un reportaje lleno de historias y naturalidad. Tengo la suerte de poder capturar vuestra historia, congelar el tiempo y guardar un edicto de vuestra felicidad, y por todo ello me siento muy afortunada.

 

Cada boda es única y especial, y todo mi afán es plasmar eso. No sólo busco cumplir vuestras expectativas, quiero superarlas. Y para ello trabajo día a día, estoy en continua formación y evolución. Porque creo que para hacer bien tu trabajo lo más importante es que te llene, y sobretodo que lo hagas con amor y humildad.

 

Gracias por dedicar un poquito de vuestro tiempo a conocerme a mi y a mi trabajo.